Puede que alguna vez hayas oído este anglicismo que significa “Una Página“. Vamos a ver un poco en qué consisten este tipo de webs.

Como su propio nombre indica, son páginas web las cuáles puedes ver en su totalidad sin necesidad de estar haciendo clics en los diferentes enlaces. Normalmente, desplazando el scroll del ratón hasta llegar abajo se completa la visita.

Sabemos que en los tiempos que corren, no contar con una página web para tu empresa significa una pérdida de visibilidad considerable.

Muchos empresarios consideran que no necesitan invertir para que su negocio tenga web corporativa. Muchas veces simplemente por desconocimiento ya que piensan que sería un gasto excesivo. Nada más lejos de la realidad, se puede contar con una web corporativa del tipo One Page, la cual contendrá menos volumen de información, pero a su vez mantendrá en internet la buena imagen que tu empresa merece con un coste mucho más bajo que otros proyectos de software de mayor embergadura y duración.

Una web One page puede pasar de cero a estar totalmente operativa en menos de una semana si se cuenta con todo lo necesario en cuanto a fotos, logos, información, descripciones y demás. Y las necesidades de mantenimiento son mínimas.

Este tipo de webs suelen contar con pequeños bloques de texto en los que se explique brevemente los trabajos que se ofrecen, algunas fotos, el logo de la empresa y la información de contacto además de algún mapa donde localizar físicamente a la empresa si es necesario.

Con todas las características de mejoras de posicionamiento, web responsive, usable y ligera, este tipo de páginas ha ganado popularidad para servir como tarjeta de presentación de las empresas en la red.

Categorías: Diseño Web